MI PUESTO DE TRABAJO EN 2025

Los expertos valoran el impacto social que provocarán los robots al ocuparse de muchos de los actuales trabajos.

Este tema no es algo nuevo, ya en el siglo XIX el ludismo fue un movimiento encabezado por artesanos ingleses que protestaron contra las nuevas máquinas que destruían el empleo.

Hoy día el ludismo sigue presente, existe miedo a la tecnología. Diferentes informes publicados por expertos en industria, trabajo y nuevas tecnologías valoran el impacto que la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica tendrá sobre el mercado laboral.

Los profesionales están divididos casi al 50%, por un lado, los que creen que las máquinas acabarán con la mayoría de trabajos en 2025, y no solo los manuales; y por otro lado los que creen que la robótica creará más trabajo del que quite.

Postura de los preocupados por la proliferación de las máquinas:

  • La llegada de los robots quizás no sea inminente, pero está a la vuelta de la esquina.

  • Esta gran revolución tecnológica, la robótica, tendrá un impacto mayor que otras revoluciones porque éstas fueron más lentas y la gente tuvo tiempo de adaptarse de un tipo de trabajo no cualificado a otro cualificado.

  • Los robots y la IA abrirán una brecha adquisitiva entre los trabajadores cualificados, cuyo trabajo no pueda ser automatizado, y el resto.

  • Los únicos sectores que se librarán del auge de la robótica son los que requieren esfuerzo humano local (pintores, niñeras…) o esfuerzo humano distante (editores, entrenadores,…).

Los tecno-optimistas opinan:

  • Como ocurrió en anteriores revoluciones industriales, la humanidad será capaz de actualizarse al tiempo que las nuevas tecnologías.

  • Los robots acabarán con algunos trabajos manuales, pero crearán otros muchos nuevos.

  • Alguien tendrá que desarrollar, fabricar y mantener estos robots (ingenieros, programadores, ensambladores…). Estos sectores demandarán más trabajadores.

  • Los robots nos ayudarán a librarnos de las tareas más tediosas y dejar de hacer las tareas más repetitivas.

Hay un grupo de expertos, que sin ser tan entusiasta opina que la tecnología no avanzará tanto en la próxima década como para que se pueda hablar de la extinción de ciertos trabajos manuales. De hecho, la mayoría de la población permanecerá ajena a esas tecnologías. El impacto se verá sobre todo en el sector servicios, banca, comercio y transportes.

Hugo Moreno

El Confidencial, por Miguel Ayuso.
Fecha de publicación: 11/08/2014